Un nuevo mundo de historias por descubrir

El periodismo narrativo en Iberoamérica vive uno de su momentos más vibrantes. En una época de profundos cambios culturales, la necesidad de conocer y explicar las realidades sociales de nuestros países ha creado el escenario ideal para que cada día crezca el interés por la narración periodística que se hace con mirada y voz de autor.

Por eso hoy, cuatro años después de que realizáramos el primer Encuentro Cronistas de Indias en Bogotá con el apoyo de la revista Soho, estamos felices de volver a reunir a un selecto grupo de entusiastas narradores, editores, directores de medios y académicos para que juntos disfrutemos tres días de reflexiones, debates, búsquedas y aprendizajes sobre la crónica, ese género que nuestro querido Gabo define como “la novela de la realidad”.

Para lograr discusiones de alto nivel en medio del ambiente de cheveridad que nos caracteriza, hemos puesto todo el cuidado en seleccionar a los protagonistas de estas discusiones. Por eso, al llegar a México se encontrarán con jóvenes autores que comienzan a descubrir un mundo de historias, narradores en distintos soportes con el interés común preservar el rigor y las historias bien contadas, grandes maestros que inspiran a las nuevas generaciones y emprendedores de proyectos innovadores que desde distintas perspectivas y países, desafían las fronteras del oficio.

Las discusiones internas y los coloquios abiertos al público nos darán la oportunidad de compartir  nuestra pasión, visión y propuestas sobre la reportería, la investigación, la narrativa y las transformaciones del oficio que ha traído la era digital. El diseño del programa también nos permitirá intercambiar experiencias y proponer iniciativas de impulso, difusión y consolidación de la crónica en el ámbito cultural iberoamericano.

Es importante aprovechar esta oportunidad para agradecer a CONACULTA, cuya alianza con la FNPI ha permitido realizar este encuentro en el marco de un programa amplio que busca visibilizar y estimular autores, obras y tendencias de la crónica  contemporánea, concibiéndola como género de referencia para promover en México e Iberoamérica un periodismo narrativo de valor artístico y cultural.