Así se construyó ‘Entre las cenizas’, diez crónicas de resistencia en México. Entrevista con las editoras

¿Cómo narrar la violencia en México sin acrecentar la epidemia de miedo y desesperanza? ¿Qué alternativas tiene la gente en medio de tanto horror? Preguntas como estas son las que intenta responder ‘Desde las cenizas: historias de vida en tiempos de muerte’, un proyecto que se acaba de materializar en forma de libro y una serie de videos, liderado por las periodistas y editoras Marcela Turati y Daniela Rea, del colectivo Periodistas de a pie.

En momentos en que cuestionaban su papel de reporteras en un panorama tan turbio, cuentan ellas, llegó a sus manos un libro que las inspiró: una serie de crónicas sobre los proyectos, comunidades y personajes que han recibido el Premio Nacional de Paz en Colombia, editado por la periodista Marta Ruiz.

Hicieron entonces un listado de los esfuerzos colectivos que habían detectado durante sus coberturas en zonas con alto impacto del ‘narco’, en los que las víctimas y ciudadanos solidarios se han organizado para resistir. Buscaron financiamiento para un proyecto que les permitiera narrar esos hallazgos, y la buena noticia no tardó en llegar desde el otro lado del Atlántico: el Sindicato de Prensa de Noruega decidió apoyar la iniciativa, y entonces se pusieron en marcha.

Hoy, cuando la idea ya cobró plena forma y las historias están impresas y disponibles en la web para indignar, emocionar e inspirar a quien se quiera acercar a ellas, Daniela Rea y Marcela Turati nos cuentan los detalles de esta aventura editorial:

-¿Cómo fue el proceso de ‘Entre las cenizas’? ¿Reunieron crónicas dispersas o nació desde cero, a manera de asignaciones?

Marcela Turati, por Daniela Avolio

Cuando el Sindicato de Prensa de Noruega lo aprobó, definimos once capítulos e invitamos a participar a otros reporteros: amigos con quienes compartimos la indignación ante la falta de respeto por la vida humana y la misma terquedad por visibilizar a las víctimas en las noticias. Todos ellos, además, destacan como buenos cronistas.

Varios de nosotros elegimos temas que ya habíamos cubierto antes, pero la asignación fue reportearlos de nuevo bajo una mirada distinta: buscando los esfuerzos colectivos de resistencia, diagnosticando las heridas que les ha dejado la violencia, indagando sobre cuáles son los recursos internos que les han dado fortaleza para resistir, y explorando los retos que enfrentan. Entonces salieron reportajes distintos.

Otros se acercaron por primera vez a un tema y entre todos lo nutrimos de fuentes de información, contactos y contexto para que no tardaran mucho en descubrir la experiencia.

Daniela Rea

-¿Quiénes participaron del proceso?

Como cronistas, Thelma Gómez Durán, Daniela Pastrana, Elia Baltazar, John Gibler, Lydiette Carrión, Vanessa Job, Alberto Nájar, Luis Guillermo Hernández, Daniela Rea y Marcela Turati. (Ver perfiles de los autores)

Y como fotógrafos y realizadores multimedia, Jorge Serratos, Erik Riverón, Prometeo Lucero, Celia Guerrero, Pepe Jiménez, Germán Canseco, Moisés Robles, Mónica González Islas, Pablo Pérez, Michell García y Alicia Fernández.

-¿Intentaron imprimir una línea editorial común a todos los textos, o hubo libertad narrativa y de estilo?

El texto fue de estilo libre, cada quien lo escribió como quiso. Lo que se pedía era que no sobrepasara un límite de extensión, que no se centrara la experiencia en una sola persona sino que se visibilizara al colectivo y que se contestaran las preguntas que nos formulamos a manera de guión.

Luego tuvimos varias sesiones de edición. Nos dividimos en grupos de tres cronistas y las editoras, con el acuerdo de que nos veríamos para hacer revisiones críticas. Esto nos ayudó mucho porque corríamos el riesgo de que la visión de un editor se impusiera o de que termináramos enemistados por cuestión de egos heridos, y también nos ayudó para lograr calidad narrativa en todos los textos. Porque, ya lo leerán, ninguno desmerece, todos son impecables.

-¿Cómo ha sido la relación editorial con ‘Sur  +’ (Sur Plus)? Es decir, ¿ellos se involucraron en el proceso o recibieron los textos y los publicaron?

Portada de la edición impresa

Cuando ‘Entre las cenizas’ estaba casi listo recontactamos a la editorial Sur+para ofrecerles la publicación. Nos interesaba publicar ahí por ser una editorial nueva, independiente, motivada por publicar textos que inviten a la reflexión, que den voz a quienes no encuentran espacios en medios convencionales.

La editorial recibió los textos terminados e hizo comentarios muy concretos cuando le surgieron dudas, siempre respetando la voz de los autores y la intención del libro. Sur Plus fue muy solidaria, congruente y compañera con el proyecto.

El acuerdo siempre fue publicarlo como libro impreso y también subir completo a internet en formato pdf, bajo el principio de copyleft, lo que nos permite su reproducción de manera gratuita. Pablo Rojas, el editor, es un súper entusiasmado con este proyecto y desde el inicio ha confiado en que la gente buscará comprarlo para tener su ejemplar impreso a pesar de que la versión en internet sea gratuita.

-¿Durante las investigaciones hubo algún tipo de hostigamiento o se vieron en riesgo?

Nada grave, salvo padecer lo que viven los ciudadanos todos los días, como el miedo a que se desate un episodio de violencia o que la noche nos alcanzara mientras reporteábamos en colonias peligrosas. Los riesgos se redujeron muchísimo porque los autores, por lo general, ya conocían el tema sobre el que iban a escribir y el terreno al que se enfrentaban y tenían contactos en la zona. En casos como los capítulos sobre Ciudad Juárez o Morelos, los cronistas estuvieron acompañados de fotógrafos amigos que conocen bien la zona y sus peligros.

Uno de los temores que teníamos y que quisimos evitar fue que, a causa de nuestros textos, sus protagonistas fueran revictimizados o sufrieran amenazas, y ese aspecto lo cuidamos mucho. Por eso en un par de capítulos omitimos sus nombres y los datos con los que pudieran ubicarlos.

-¿En qué consiste el proyecto multimedia?

En el sitio web puede ser descargado el libro completo o por capítulos, y se pueden ver o descargar los diez videos que acompañan cada uno de los textos. Estos fueron realizados por compañeros fotógrafos o videógrafos comprometidos y sensibles a los impactos de la guerra. La página también tiene los datos de contacto con las organizaciones protagonistas de los textos para que quien quiera pueda conocerlas y apoyarlas y que estas historias de esperanza se multipliquen.

-¿Qué otras publicaciones o proyectos están contando la guerra en México desde el punto de vista de quienes la sufren o la resisten?

Aunque en México hay un boom de literatura del narco, ‘Entre las cenizas’ es el primero que se ocupa de la resistencia y la organización de las víctimas. La literatura generalmente ha dado voz a los hacedores de la guerra, y en todo el país somos algunos pocos los periodista que hemos contado la guerra desde quienes la sufren y quienes la resisten. ‘Periodistas de a Pie’ realizó algunas capacitaciones desde que inició la violencia, en las que nos propusimos a arrebatar el micrófono a los guerreros para pasárselas a las víctimas. Los esfuerzos no sólo han sido en DF, muchos reporteros en el interior del país lo hacen a contracorriente de los tiempos del diarismo y los intereses de los medios.

‘Fuego Cruzado: las víctimas atrapadas en la guerra del narco’, de Marcela (Turati), es el primer libro que surge con la apuesta de visibilizar a las víctimas, pero en el camino han salido otros dedicados a temas como las desapariciones -nuestros ‘falsos positivos’ (ejecuciones extrajudiciales de civiles por parte del ejército colombiano)- o los niños y las mujeres reclutados por el narcotráfico.

A pesar de que la violencia es relativamente reciente, es notable que no pasaron muchos años para que florecieran esfuerzos en los que vamos en conjunto escritores, periodistas y fotógrafos para tratar de desenmascarar las mentiras encubiertas y devolver el nombre a los asesinados y a los desaparecidos. Entre esos esfuerzos podemos contar el altar virtual www.72migrantes.org  –orquestado por Alma Guillermoprieto—que reunió las plumas de periodistas y escritores que adoptaron a cada uno de los migrantes asesinados en San Fernando, Tamaulipas. De este esfuerzo surgió un libro, ofrendas sonoras (cápsulas de radio) leídas por conocidos actores y una obra de teatro.

Están también blogs como Menos días aquí, que cada semana busca voluntarios que revisen 50 diarios y cuenten diariamente los nombres de las personas asesinadas. También está la página de Nuestra Aparente Rendición, en la que participamos varios periodistas, y que es comandada por la escritora Lolita Bosch. De ahí surgió el libro colectivo ‘Tú y yo coincidimos en la noche terrible’, en el que un centenar de reporteros de todo el mundo nos ofrecimos a recuperar las historias de igual número de periodistas y trabajadores de prensa asesinados en México. También han surgido colectivos independientes como EmergenciaMX que surgió a partir de las caravanas por la paz protagonizadas por las víctimas de la violencia.

¿A qué más se dedica la Red Periodistas de a Pie, en qué más andan por estos días?

Terminamos hace un par de meses un diplomado online que duró seis meses, para periodistas de zonas peligrosas. Estamos planeando las capacitaciones del próximo año, la posada navideña, el festejo por el libro y la presentación en DF con una mesa redonda que incluya a las víctimas, a los periodistas y a los fotógrafos. También estamos escribiendo un manual muy interesante del que daremos cuenta el próximo año. Y, sobre todo, agarrando fuerzas e impulsos para lo que viene por delante, ahora que estrenamos gobierno.

VISITA LA PÁGINA WEB DEL PROYECTO ‘ENTRE LAS CENIZAS’

EN ESTA NOTA PUEDES VER UNA DESCRIPCIÓN DE CADA CAPÍTULO